Desinfección de Hongos

El número de infecciones por hongos ha aumentado mucho en las últimas dos décadas. El aumento de la población susceptible ha producido un aumento también del número de especies capaces de causar infecciones. Aunque los más frecuentes siguen siendo Candida albicans y Aspergillus fumigatus, cada vez son más las infecciones causadas por otros hongos. Este aumento del número de especies está produciendo un mayor interés por la taxonomía de estos microorganismos. Las herramientas clásicas de identificación (estudio de las características micro y macroscópicas y pruebas bioquímicas) ya no son suficientes para la correcta identificación de las especies patógenas y por tanto se está extendiendo el uso de las herramientas moleculares. Esto ha producido grandes cambios en la taxonomía de hongos patógenos en los últimos años. Así, géneros tan conocidos como Aspergillus o Cryptococcus están en constante cambio y se están describiendo especies nuevas. Otros como Absidia se han disgregado en varios géneros (Absidia, Lichtheimia y Lentamyces). Estos estudios están permitiendo también, la reclasifi cación de algunas especies en otros géneros, como Rhizomucor variabilis que ha pasado al género Mucor.

 

Los hongos son organismos eucariotas heterótrofos con pared celular compuesta principalmente por quitina. Tienen una distribución universal y una gran capacidad de adaptación como demuestra su presencia en condiciones extremas como desiertos, profundidades marinas o en zonas con altas radiaciones. Juegan un papel fundamental en el ciclo ecológico ya que son los principales responsables de la descomposición de la materia orgánica. Algunas especies de hongos son muy apreciadas en gastronomía y otros se utilizan para la producción de pan, cerveza y vino y pueden producir compuestos antibióticos como la penicilina. Sin embargo, un cada vez mayor número de hongos son capaces de causar infecciones tanto en plantas como en animales y humanos. Anualmente los hongos son los responsables de la pérdida de más de 125 toneladas de alimentos, causando pérdidas económicas cercanas a 50.000 millones de euros Además han sido responsables de la muerte de grandes comunidades de anfibios, insectos y murciélagos. En humanos pueden causar infecciones que van desde superfi ciales (como la candidiasis vaginal o el pie de atleta) a diseminadas (candidiasis diseminada o Aspergilosis) con tasas de morbi-mortalidad elevadas. Las infecciones humanas causadas por hongos han aumentado mucho en los últimos años, esto se ha explicado por el aumento de la población susceptible de padecer estas infecciones y el avance de las herramientas diagnósticas. Aunque los agentes etiológicos más frecuentes siguen siendo Candida albicans y Aspergillus fumigatus, cada vez es mayor el número de especies capaces de causar infecciones en humanos y por tanto cada vez es mayor el interés por una correcta identificación.

Hongos en el refrigerador

 

A veces dejamos comida en el refrigerador por mucho tiempo y cuando queremos comer, oh sorpresa! Tienen hongos, los cuales se distribuyen el todo nuestro refrigerador por el aire que circula por todo el interior. Es evidente que si comemos la comida llena de estos microorganismos nos enfermaremos.

Mediante un proceso de desinfección profesional eliminaremos este problema.

El tratamiento es con vapor de agua y un desinfectante de amplio espectro.

Hongos en los baños

 

Sin verlos, ya que son microscópicos, visitamos baños públicos, albercas, regaderas de hoteles o áreas donde se conserva la humedad, y esto propicia que se reproduzcan los hongos. Cuando nosotros pisamos sin calzado inmediatamente se nos adhieren los hongos, y en poco tiempo se empezaran a reproducir.

Lo recomendación es que la regadera tenga una ventilación adecuada, para que no se aumente la humedad relativa.

Hongos en casa

 

Cuando hay humedad en las paredes de nuestra casa y no ponemos atención llegamos a tener nuestra casa casa llena de hongos. Esto, evidentemente, representa un foco de infección y un riesgo muy grave para la salud de toda nuestra familia, sobre todo, aquellas personas que tienen asma o reacciones alérgicas respiratorias

 La presencia de hongos (moho) en nuestra casa significa que hay humedad relativa muy alta en nuestra casa, lo ideal debe ser mantener la HR entre 30% y 50%. En la mayoría de los casos, cuando hay presencia de hongos, se debe a una mala ventilación.

Por eso es muy conveniente la realización de una inspección, con costo, previa al servicio. En esta inspección realizaremos mediciones de humedad superficial; para detectar posibles fugas o filtraciones. Medimos humedad relativa (HR), que es la humedad que flota en el medio ambiente, la humedad debe estar entre 30 y 50%. Cuando la HR esta por arriba del 50% empieza el crecimiento de hongos, los cuales pueden crecer en diferentes sustratos como paredes de la recamara, paredes de closets, sobre muebles y ropa.

Esto propicia un ambiente peligroso para salud de nuestra familia. Por eso es importante la eliminación del moho. Nuestra técnica se basa en el tallado de las superficies con diferentes detergentes, y se complementa con gas ozono. El  gas ozono tiene efecto sobre todo tipo de microorganismos: hongos, virus, bacterias, etc.

Todo el tratamiento de desinfección se realiza en un día, sin necesidad de pasar la noche en otro lugar.