Desinfección Virus

Virus es una palabra de origen latino, cuyo significado es veneno o toxina. Se trata de una entidad biológica que cuenta con la capacidad de autorreplicarse al utilizar la maquinaria celular.


Un virus está formado por una cápside de proteínas que envuelve al ácido ucleico (ADN o ARN). Esta estructura, por su parte, puede estar rodeada por la envoltura vírica (una capa lipídica con diferentes proteínas).


En concreto podemos establecer que a la hora de clasificar a los virus podemos realizar dos grandes grupos. Así, por un lado tendríamos los llamados virus ADN que se identifican por el hecho de que toman como escenario de su desarrollo lo que es el núcleo de la célula en cuestión. Dentro de esta categoría existen a su vez dos clases: el monocatenario, en el que toma protagonismo un ADN de cadena sencilla, y el bicatenario, que en su caso tiene ADN de cadena doble.


Por otro lado nos encontramos con los virus ARN, que se dan en llamar así por el motivo de que utilizan el ARN (el ácido ribonucleico) como material genético y porque además toman al citoplasma como lugar para proceder a la replicación. Dentro de esta modalidad existen cuatro grupos: el monocatenario positivo, el monocatenario retrotranscrito, el bicatenario y el monocatenario negativo.


El ciclo vital del virus, un agente potencialmente patógeno, requiere de la maquinaria metabólica de la célula invadida, para de esta forma poder replicar su material genético y producir muchas copias del virus original. Este proceso puede perjudicar a la célula hasta destruirla.


"Virus" significa "jugo venenoso". Los virus, a diferencia de las bacterias, no son células, están formados de la misma sustancia que el núcleo celular, el ADN.


Virus de la influenza o gripe.


Los virus están formados por una región central de ácido nucleico, DNA o RNA, rodeado por una cubierta de proteína o cápside y, en algunos casos, por una envoltura lipoproteica.

 

Se reproducen solamente dentro de las células vivas, apoderándose de las enzimas y de la maquinaria biosintética de sus hospedadores. Sin esta maquinaria, serían tan inertes como cualquier otra macromolécula, o sea, sin vida según la mayoría de los criterios.

 

Son muy diminutos, de 20 a 500 milimicras, y muchos de ellos no se han podido ver ni en el microscopio electrónico… pero vemos sus efectos: poliomielitis, Sida, rabia, sarampión, varicela, viruela, encefalitis, tracoma, herpes, gripe, fiebre amarilla…


Cómo se evitan:


1.- Con la higiene: Lavándose las manos, utensilios de comer, baños, toilets.

2.- Evitar contacto con enfermos infectados: La tuberculosis se transmite por el aire, otros por contacto, por la orina, materia fecal, el Sida por la sangre…

3.- Con "vacunas", que han sido las mejores armas contra los virus, hasta el punto de que algunos casi han desaparecido del todo, como la polio, sarampión, viruela, varicela, rabia… y por ahora es la mejor esperanza contra el Sida… los padres que no vacunan a sus hijos cometen un gravísimo error. Los antibióticos conocidos no curan las enfermedades producidas por los virus.


Sida (AIDS, en inglés)


El Sida (síndrome de inmunodeficiencia adquirida), es causado por el virus VIH (virus de inmunodeficiencia humana), (HIV, en inglés). En los Estados Unidos, fue detectado por primera vez en 1981.


Cómo se transmite:


En general, tiene que estar envuelta la "sangre":


- Por promiscuidad sexual.

- En adictos a drogas, al usar jeringuillas usadas por otro.

- En transfusiones de sangre. Aunque desde 1985 es casi imposible, porque la sangre que se va a usar siempre se trata antes por técnicas de calor que destruyen el virus HIV.

- Se piensa que no se transmite por la saliva, aunque el virus se ha encontrado en la saliva… pero sí se puede transmitir en el beso profundo si se produce irritación con algo de sangre.

- En el embarazo y parto, puede transmitirse… y a través de la leche, si hay irritaciones en la mama.

- Se ha presentado evidencia que puede transmitirse a través del sudor, lágrimas, orina, heces… pero siempre que haya irritaciones que producen sangre, aunque sea en cantidad mínima.

- A través de utensilios usados en común, como cucharas, cuchillos, toallas, sábanas, teléfonos, inodoros… siempre que el infectado con virus haya dejado en esos utensilios alguna cantidad de sangre, aunque sea mínima cantidad.


Diagnóstico


Se hace con la "prueba del Sida", que consiste en detectar los anticuerpos que produce el organismo para luchar contra el virus HIV. Se suelen usar dos tipos de anticuerpos: El "Elisa", y el "Western Blot".


Se puede tener el virus, siendo positivo a Sida, sin tener la enfermedad, a veces hasta por 10 años… la enfermedad comienza cuando las células de la sangre, linfocitos TCD4+, bajan de 200, lo normal son 1.000 o más.


El virus


Como todos virus, han sido llamados "químicas vivientes", porque por sí mismos no pueden alimentarse ni reproducirse ni moverse, hasta que no entran en una célula, y ahí sí, en la célula se reproducen y causan muy serias consecuencias. Están hechos del mismo material que el núcleo de las células, de ADN.


En 1996, se descubrió la "fusina", una proteína que permite la entrada del virus VIH en las células del sistema inmunológico, en los linfocitos que tienen el llamado receptor CD4, para después destruirlos... y después se encontró otra segunda "llave" de entrada, otra proteína denominada CC-CKR-5, que también deja entrar el VIH en los linfocitos. Todo esto, y cientos de otras investigaciones, está permitiendo ensayar fármacos que intenten bloquear la entrada del VIH a los linfocitos.


Tratamiento y prevención


- Los tratamientos actuales de la enfermedad, la pueden aliviar, pero no la curan. Los tratamientos para evitar que se manifieste la enfermedad una vez que uno tiene el virus, cada vez son más eficaces, pero todavía no lo suficientes.

- La prevención es lo más importante, siguiendo las normas dadas en la "transmisión de la enfermedad", porque todavía no hay vacuna efectiva, aunque es la esperanza mayor… actualmente, se están ensayando más de una docena de vacunas y numerosas drogas.